Sobre mi

Sobre mi

htmlrich_fichimagen102.jpg

Muchas gracias por entrar en mi pequeño espacio en la red. 

La fotografía es para mí una pasión, una forma de expresión y de creación. Posee algo mágico e imperecedero, una suerte de eternidad congelada, un breve verso que acaricia nuestra frágil memoria cada vez que nuestro primer sentido dispara los otros cuatro restantes. Podemos escuchar, oler, sentir o saborear a través de una fotografía. Esa es la verdadera experiencia, la verdadera emoción, el milagro. Y el hecho de que tome infinitos significados para cada persona y momento vital, hacen de este arte un tesoro de valor incalculable. 

La vida es nuestro regalo; amar y ser amados, nuestro privilegio; nuestros recuerdos, nuestro bagaje y nuestro legado. 

La historia de nuestro paso por este mundo quedará documentada e inmortalizada en nuestras fotografías. El vídeo es maravilloso, recoge fielmente cada detalle, nuestras voces y gestos. Pero la fotografía tiene el poder de despertar nuestra mente, nuestros recuerdos y nuestra imaginación. 

Solo recordaremos lo que más nos emocione. 

La memoria se sostiene en la emoción, por eso nuestros mayores recuerdan con nitidez hechos de hace décadas y casi nunca el menú del día anterior. Intentad recordar algo de vuestra infancia. Seguro que será un momento que vivisteis con intensidad.  

Me siento privilegiado y enormemente feliz por poder registrar vuestros instantes especiales que se fijarán en la memoria a través de sonrisas, besos y abrazos desborados con frecuencia por el lagrimal.

Me considero un hacedor de recuerdos y un contador de historias. 

Estar rodeado de esa energía concentrada que se presiente en vuestro gran día, es para mí un motivo de gratitud e inmensa ilusión. Doy lo mejor de mí, toda mi formación técnica y artística, pongo a vuestra disposición todo mi instinto y mi talento. El cansancio no existe, los sentidos se agudizan y busco sin descanso los mejores ángulos. Me siento en un maravilloso paisaje que muta y se transforma, salpicado de retos fotográficos constantes que me obligan a no perder un segundo la concentración.

Habéis preparado todo con tanto mimo...

Vivid vuestro día con toda la intensidad. No escatiméis en demostraciones de amor. Mirad a vuestro alrededor, estáis acompañados de las personas más importantes de vuestra vida. Tenéis al lado a quien habéis elegido para caminar el gran camino. Un consejo: es vuestro día, hacedlo a vuestra manera. Los que os quieren lo respetarán, y vosotros no os arrepentiréis. En estas condiciones las fotografías serán el eterno reflejo de un amor sincero que durará mientras sintáis el deseo de abrazaros después de cada vez que ojeéis vuestro álbum. 

Pensad en vuestro fotógrafo como un cómplice de vuestro cariño, sed vosotros mismos, naturales y sin falsa afectación, vuestro amor no necesita imposturas. Es lindo como un árbol, formado en el tiempo y de profundas y poderosas raíces. Ese sentimiento se asoma en vuestras miradas. 

Gracias por abrirme la puerta. Por confiar en mí. Os lo agradezco humildemente. 

 

entrar
2017 © Jesús Durán Barreracreado en Bluekea